lunes, 18 de noviembre de 2013

Los hombres jóvenes también padecen trastornos alimentarios

Traducido del inglés: jueves, 7 de noviembre, 2013

Por Andrew y M. y Seaman
NUEVA YORK (Reuters Health) - Los trastornos alimentarios siempre están asociados con las mujeres, pero un nuevo estudio demuestra que los hombres jóvenes también se obsesionarían con su apariencia.
El problema puede ser un trastorno alimentario clásico o combinado con el abuso de fármacos y suplementos, junto con depresión, consumo compulsivo de alcohol y drogas.
"Los resultados de nuestros estudios sugieren que necesitamos ampliar el pensamiento sobre los trastornos alimentarios y tener en cuenta a los hombres", dijo la autora principal, Alison Field, profesora asociada de pediatría del Hospital de Niños de Boston.
Los trastornos alimentarios clásicos son la anorexia nerviosa (la persona no come) y la bulimia nerviosa (la persona se da atracones y usa laxantes o vomita para eliminar la comida).
"En muchos casos, los hombres no persiguen lo mismo que las mujeres -dijo Field-. Hacen algo más que purgarse". Se estima que uno de cada 10 pacientes con un trastorno alimentario es hombre.
El equipo de Field utilizó las respuestas de encuestas realizadas cada uno o tres años, entre 1999 y el 2011, a 5.527 varones de entre 12 y 18 años al comienzo del estudio en 1999. El 31 por ciento de los adolescentes se había dado atracones con la comida o se había purgado.
El 9 por ciento estaba muy preocupado con su musculatura y un 2 por ciento había utilizado algún suplemento, un derivado de la hormona de crecimiento o un anabólico para mejorarla. Ese consumo aumentó al 8 por ciento al concentrarse en los participantes de entre 16 y 22 años. Los usuarios de esos productos eran más propensos que el resto a darse atracones con el alcohol y consumir drogas.
Para Field, la conducta de esos jóvenes podría ser el equivalente masculino de la bulimia porque están usando los productos para modificar el cuerpo. Al 6 por ciento de los jóvenes no sólo le preocupaba la musculatura sino también la delgadez.
Pero, en general, lo que más le preocupaba a los hombres era la musculatura y esto aumentaba con la edad.
Un 2-3 por ciento sólo quería estar delgado. Ese grupo tendía a desarrollar síntomas de depresión.
"Pensamos en muchos trastornos y enfermedades que parecen distintos en hombres y mujeres -dijo Field-. Este es otro ejemplo y debemos recordarlo".
"No son conductas saludables", dijo la doctora Evelyn Attia, profesora de psiquiatría del Centro Médico de Columbia University y la Escuela de Medicina Weill Cornell, Nueva York.
"La enorme cantidad de personas, a menudo hombres jóvenes, que están pensando en que necesitan utilizar esos suplementos para modificar su cuerpo es algo que la familia debería saber y, como médicos, deberíamos prestarle atención".
Los resultados aparecen publicados en JAMA Pediatrics. Los autores aclararon que la mayoría de los encuestados era de etnia caucásica y de clase media, lo que impediría extrapolar los resultados a otras poblaciones.
FUENTE: JAMA Pediatrics, online 4 de noviembre del 2013.
Reuters Health

No hay comentarios:

Publicar un comentario