martes, 29 de noviembre de 2011

El trabajo físicamente arduo aumenta el riesgo cardiaco en los hombres que no están en forma, según un estudio


Estar fuera de forma aumenta las probabilidades de ataque cardiaco de los trabajadores, señalan investigadores

Robert Preidt
Traducido del inglés: martes, 22 de noviembre, 2011

LUNES, 21 de noviembre (HealthDay News) -- Los hombres que no están en buena forma física y que hacen trabajo pesado podrían estar en mayor riesgo de un ataque cardiaco letal, según un estudio reciente.

También halló que los ingresos no influían sobre ese riesgo, aunque los hombres en los niveles socioeconómicos más bajos son más propensos a tener factores de riesgo del estilo de vida, como la obesidad y fumar.

Investigadores daneses compararon a los hombres en niveles socioeconómicos más altos y más bajos. El treinta por ciento de los hombres del grupo socioeconómico más bajo hacían trabajo físico arduo, frente a 3.5 por ciento de los del grupo socioeconómico más alto.

Los hombres en las clases sociales más bajas tenían un riesgo a largo plazo de 14 por ciento de muerte por enfermedad cardiaca isquémica (como un ataque cardiaco) frente a alrededor de 9 por ciento en las clases sociales más altas.

Pero el principal factor de riesgo fue una mala forma física, no una clase social baja. En general, los hombres con una mala forma física que hacían trabajo arduo tenían casi tres veces más probabilidades de morir por enfermedad cardiaca isquémica que los que hacían trabajo físico ligero. Los hombres en forma que hacían trabajo arduo tenían alrededor de 40 por ciento menos probabilidades de morir por enfermedad cardiaca que los hombres en mala forma que hacían trabajo extenuante.

"Estas observaciones indican que la aptitud física es un protector o un modificador del riesgo entre los hombres expuestos a cargas físicas pesadas para su sistema cardiovascular", escribieron Andreas Holtermann, del Hospital de la Universidad de Bispebjerg en Copenhague, y colegas.

El estudio aparece en la edición de noviembre de la revista Journal of Occupational and Environmental Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTE: Journal of Occupational and Environmental Medicine, news release, Nov. 16, 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario